Archive for the ‘Lunes – Linux’ Category

Cbr y Linux

22 diciembre 2008

Empiezo esta nueva etapa blogera recuperando un minimanual que espero os sea de utilidad a todos aquellos que, como yo, compartáis dos grandes pasiones: los comics y GnuLinux.

Llevo una temporada dándole vueltas al hecho de conseguir “desprenderme” totalmente de mi necesidad de trabajo en un entorno windows. Las razones son múltiples:

  • En primer lugar, porque cada día más me identifico con la filosofía del movimiento GPL – OpenSource – Conocimiento Libre. Un día de estos dedicaré varios mensajes a tratar estos temas apasionantes.
  • En segundo lugar, porque cada día más me parece injusto e “infantilizante” la política de microsoft y de la industria del hardware y software propietario, que se empeñan en sacar MÁS-PRODUCTOS: más caros, más potentes, más pequeños… ¿Quiénes son ellos para impedirme disfrutar de mi Athlon XP, Pentium IV y otras “antiguallas” fuera de catálogo? No me parece ni ético ni justo en un mundo con tantas diferencias y con una brecha digital tan profunda.

Hay más razones, pero estas son las que tienen más peso. Así que, armado de mis conocimientos sobre el entorno gnome -siento decirlo, pero rehuyo KDE, por razones “históricas” que también explicaré en otra ocasión- y en distribuciones debian-tipo, me lancé a la aventura de “tunear” (customizar, adaptar o como prefiráis decir) mi Debian Etch y mi Ubuntu Hardy Heron de modo que se transformase en mi nuevo entorno de trabajo, adaptado a mis necesidades y gustos en la medida de lo posible ya que, por desgracia, no existen aplicaciones opensource que te resuelvan todos los problemas solucionados por otras aplicaciones propietarias. En próximos mensajes (¡cuánto trabajo queda pendiene!) hablaré de mis aventuras con wine, qemu, virtualbox y otro tipo de soluciones que me “podían” solventaban la papeleta con el problema anterior. Ahora quiero centrarme en el tema que da nombre al mensaje: los famosos ficheros cbr.

¿Qué es un fichero cbr? Los que andamos en el mundillo del cómic estamos acostumbrados a trabajar con ellos. Son archivos que contienen múltiples imágenes comprimidas. Se trata, en definitiva, de un formato muy manejable y compacto, el más habitual para compartir en las distintas redes de descarga -directa o p2p-. Personalmente, he ido recopilando una colección de aproximadamente 100 DVDs con manga, tebeos de Marvel, de DC y de otras editoriales… ¡Demasiado material para una sóla vida! En fin… Me vuelvo a centrar, que si no pierdo el hilo.

El caso es que tenía ganas de (volver a) ver la colección completa de KOR, así que, armado con mi nueva intención linuxera, me propuse buscar la solución para poder abrir estos archivos, dado que los visores de imágenes habituales (gThumb y similares) no podían con este monstruo. Todas las peripecias que narro a continuación son anteriores a descubrir una aplicación ideal, con la que me tropecé por casualidad después de haber dado todos los pasos que ahora paso a explicar y cuyo nombre desvelaré al final de este mensaje, dado que os recomiendo su uso encarecidamente si no os queréis liar tanto como en mi caso. Cierro paréntesis y continúo con lo que estaba exponiendo.

Investigué de forma rápida por la red y pronto encontré tres nombres que centraron mi búsqueda posterior: Buoh, cbrPager y Comix. Debo reconocer que andaba algo cansado, así que obvié mucha información que habría impedido que cometiese los errores en que incurrí. Armado con el gestor de paquetes Synaptic (fabulosa aplicación… Hace sencillo lo fácil), descargué e instalé Buoh… Chasco monumental cuando al arrancarlo, me doy cuenta que es una aplicación para bajar de la red y leer comics online…


Bueno, bueno -pienso-. Dado que parece que los mensajes que he leído sobre Comix presentan información muy dispar (necesita algo más para leer cbr, no lo necesita, hay que compilarlo de forma especial… ¡Cuántas tonterías hay  escritas por la red!), decido incarle el diente a cbrPager. Me gusta lo que leo al principio, muy en la línea *NIX: ejecutable pequeño y rápido. con las características necesarias para manejar estos ficheros. En varios foros he visto que su compilación genera algún que otro problema, pero ya estoy acostumbrado a lidiar con temas de estos… Acude al site donde está guardado el proyecto y me lo descargo (un tar.gz). Lo descomprimo como siempre (tar zxvf), leo el archivo INSTALL -antes de hacer nada, conviene leer siempre estos ficheros de ayuda- y empiezo la operación. Tipeo ./configure y… mensaje de error. Algo ha cascado. Miro en el log que se ha generado y… puafff. ¡Pedazo de fichero largo y críptico como él sólo! No soy capaz de localizar el problema por ningún lado: no veo que haya incompatibilidad con el compilador, ni con librerías ni con directorios destino… ¿Qué hacer? Es tarde (la una de la madrugada) y no tengo ganas de pensar más, así que me lanzo con la última opción: Comix.

Estoy de suerte. Tras una búsqueda rápida en Synaptic, localizo el paquete y lo instalo con rapidez. Corro la aplicación, que tiene muy buena pinta, introduzco el dvd con los cbr de KOR y… nuevo chasco. Aparece en la barra inferior del programa una indicación que me señala que necesito instalar una aplicación capaz de trabajar con ficheros rar… Puaff. Esto es la pera. Una hora y media de búsqueda y descargas y todavía no he conseguido nada. Picado, me lanzo a por todas. En lugar de buscar una nueva solución, que seguramente me llevará de nuevo a un callejón sin salida, voy a tratar de solucionar el problema que tengo. Sólo necesito instalar una aplicación que maneje en linux ficheros rar. La respuesta la vuelvo a encontrar en la red: unrar. Esta vez utilizo apt-get para instalarme el programa, pero la respuesta es negativa… ¿Será un problema de mi lista de repositorios? Nop. La suelo actualizar con frecuencia y siempre procuro activar para este tipo de búsquedas repositorios tanto universe como multiverse… Dado que Synaptic no es más que un entorno gráfico de apt, ni siquiera intento buscar vía esta aplicación. Vuelvo a Googlear otro poco, para tratar de descargarlo manualmente e instalarlo con dpkg -i. Me cuesta un poquito, pero logro dar con unos paquetes que me dan mala espina: para empezar, añaden un “-free” al nombre, además de tratarse de un proyecto relativamente reciente e inmaduro (versión 0.0.1). Como no logro encontrar nada más en principio, me los descargo e instalo (¡ al menos, están empaquetados!). Pruebo de nuevo con Comix y… nuevo mensaje de error. Necesito unrar: la versión free no me sirve. Pruebo a realizar varias depuraciones en la búsqueda y tras diez minutos de trabajo y juramentos, doy con este enlace:

http://linux.maruhn.com/sec/unrar.html

¡¡Mi salvación!! Varias versiones nonfree (las que busco) aparecen. Me encomiendo a San Tux y descargo e instalo la última versión: la 3.7.3.1… Nueva catástrofe: problemas con una librería que es demasiado antigua para este paquete… ¿Actualizo la librería o descargo una versión más antigua de unrar? Me decido por esto último. Esta vez todo rula como la seda. Meto el DVD, lanzo Comix y esta vez… ¡¡TRIUNFO!!

Para acabar, he de deciros que KOR sabe mejor tras este duro trabajo. Me esperan 100 DVDs que esperan ser visionados por primera, segunda o tercera vez… Espero no haber sido demasiado rollete, pero me emociono al recordar los detalles.

Panel de QComicBook

Panel de QComicBook

Y como lo prometido es deuda, ahí os dejo el nombre del programa que me ha conquistado y que ahora ocupa un lugar de oro dentro de mis aplicaciones imprescindibles en GnuLinux: QComicBook. Se trata de un visor de cómics compatible con una amplia variedad de formatos: RAR, ZIP, CBR o CBZ que contienen las imágenes de los tebeos en formato JPEG o PNG. Ofrece  opciones muy interesantes como el modo de visualización a pantalla completa, el archivado automático, la navegación por teclado y ratón, dos modos de visualización (clásico y “manga”), permite el escalado de páginas, es muy rápido… En definitiva, una joyaza.

Nada más por hoy. Espero que os sea de utilidad este mensaje y que os sirva para poder disfrutar de estas dos estupendas aficiones, como es mi caso.

Anuncios