UNA PROSPECTIVA INFORMÁTICA ARRIESGADA… I

23 diciembre 2008

Comienzo con este artículo una serie de mensajes sobre un artículo que no apareció publicado en la ezine InSecurity, un proyecto que tras tres números desapareció… Todavía no sé porqué razones. Así que os muestro una primicia auténtica que cumple ahora año y medio (lo que voy a describir a continuación lo redacté en Agosto de 2007). Espero que lo disfrutéis. Si me animo a ofreceros aquí este artículo es porque cada día que pasa veo que las tesis que señalo se van cumpliendo una a una. Así que… ¡a disfrutar con la lectura!

Inicialmente, cuando me planteaba la temática de cara a componer este artículo, surgían varios temas recurrentes, que en aquellos días generaban acaloradas discusiones y comentarios en múltiples escenarios de la red (blogs, foros, salas de chat…):

  • En primer lugar, todos los manejos políticos habidos en torno a la polémica LISI (alias Ley de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Infomación) y las mareantes “modificaciones de última hora” -para que pudiera “colar” sin mayor polémica-, con todo lo que supone de implicación en un recorte sustancial de las libertades individuales de cualquier internauta (como podemos ser tú o yo). Estrechamente relacionado con lo anterior, también nos encontrado con los exagerados intereses económicos perseguidos por las cabezas visibles de la SGAE, que han encontrado un nuevo modelo de negocio con la explotación de los famosos “derechos de autor”, dado que les resulta imposible (dada su manifiesta incompetencia) adaptar sus actuales redes de negocio para que éstas se adecuen a los nuevos canales de comunicación de la información y la cultura (el sistema peer to peer).
El verdadero color de la "cultura"
  • Al hilo de lo anterior, también barajé la idea de comentar los nuevos productos a los que se piensa aplicar el canon digital, siempre en base a las noticias que van destilándose por la red, además de apuntar “futuribles” (nota: ya no son tan futuribles, por desgracia): memorias USB, mp3, fotocopiadoras, discos duros, ADSL y un largo etcétera que harán que posiblemente dentro de pocos años, y si nadie invierte esta tendencia, alguno de estos iluminados en las sombras que incentiva este negocio plantee la necesidad de imponer un canon especial por neurona presente en el cerebro humano que pueda retener información protegida por las leyes de la propiedad. Y aunque esto último lo digo en tono de guasa, sí que tengo una cierta preocupación, dado el presupuesto sobre el que se apoya el famoso canon: todos los tecno-consumidores somos, per se, ladrones de las ideas de otros. Ante estos abusos, campañas como “todoscontraelcanon” y “en la puta vida” (ésta última sobre la vivienda y sus prohibitivos precios) invitan a reflexionar en las posibilidades y los límites que tenemos los usuarios cuando nos unimos.

  • En tercer lugar, y también unido a lo anterior (resulta curiosa tanta relación), me encontraba con el tema del “Gran Hermano” de Wells. El famoso “control” de la red, o al menos los llamamientos a su ejecución a los que, periódicamente, ciertas instancias recurren para “proteger” sus intereses. Cierres anunciados de servidores y webs, pleitos de “famosillos” contra administradores de cierto tipo de sites, filtros puestos por gobiernos totalitaristas en connivencia con los “grandes” actuales del .com,… Un auténtico filón para comentar abusos y despropósitos (nueva nota: ¡Todavía a día de hoy esto sigue siendo de rabiosa actualidad!)
  • Por último, y de nuevo siguiendo el discurso de esta reflexión, el último “gran” tema que hace referencia a la red de redes y del que todos sus usuarios siempre andamos preocupados: la velocidad. Y unido a esto, precio, prestaciones, diferencias con otros lugares… Son muchos los datos que podemos encontrar con una simple búsqueda, pero permitidme destacar dos que me parecen significativos y curiosos:
  1. Actualmente (Noviembre de 2007) existen en España un total de 7,44 millones de acesos a banda ancha (cable modem y ADSL). De ellos, tan sólo 28.000 acceden a Internet a las velocidades que posibilita la tecnología ADSL 2 y 2+ (12/2 y 24/2 Mbps. Estos datos los podéis encontrar en la web de Bandancha.st). Pobres cifras si nos comparamos con nuestros vecinos europeos o si nos fijamos en uno de los países puntero en estos temas: Japón. Actualmente, la fibra óptica (o FTTH, con velocidades de 100Mbps) se ha convertido en el tipo de conexión más usado en esas tierras. Con estas cifras, no me extraña que se haya convertido en el primer país del mundo donde los subscriptores de ADSL comienzan a bajar dado que se ha convertido en una tecnología anticuada… Sobran las palabras. ¡Tuertos en un “país” de ciegos, habitando un “mundo” de super-videntes!
  2. Pero es que a lo anterior hay que añadir que de las cerca de 6 millones de líneas ADSL que hay implementadas a nivel nacional, sólo 100.000 se reparten, o lo que es lo mismo, son ADSL revendidas por telefónica y ofertadas por el resto de operadoras. Un claro ejemplo de monopolio (¿quizá debiera decir tecnopolio?)… de todas formas, este horizonte puede llegar a desaparecer si nuevas tecnologías como wimax se abren paso (nueva nota: ¿Cuándo será el wimax una realidad? Lleva ya varios años siendo una “tecnología” que va a despuntar)

Todos estos temas y otros que últimamente me andan rondando la cabeza, como la aparente confusión entre Gnu/Linux y FSF cuando nos referimos a la filosofía open source, o los peligros y posibilidades de tecnología “emergentes” como los chips RFID, por poner dos ejemplos más, han ido pasando por mi el “borrador previo” de este artículo. Si no voy a escribir nada sobre ellos es, fundamentalmente, por ahorrarme la tediosa tarea de recoger datos concretos que fundamenten con ejemplos aquello que expongo y, en segundo lugar, porque ya dispongo de abundantes datos sobre otra cuestión que me interesa “desde siempre” y que es la que da el nombre al artículo presente. Quizá me anime en otro número de la ezine a reflexionar sobre ellos junto con todos vosotros. No obstante, os los ofrezco como pistas para que vosotros también podáis interrogaros y preguntar a la red.

Anuncios

Semana del 15 al 22 de diciembre de 2008

22 diciembre 2008

Saludetes;)

Empiezo con energía esta sección del blog con unas cuantas noticias interesantes que han ido despertando mi curiosidad en la “inmersión” por la red que he tenido a lo largo de la semana…

  • Descarga pública p2p frente a la sede del PSOE (20-12-2008)

Una vez más y promovido por nuestros amigos de Compartir Es Bueno, se ha demostrado que descargarse archivos con copyright desde las redes p2p es completamente legal mientras no haya ánimo de lucro. La iniciativa  surgió tras las últimas declaraciones del ministro de Cultura que preveía (y amenazaba) con medidas drásticas e impopulares para “proteger” los derechos de propiedad intelectual… Se han vertido muchas opiniones sobre el particular: desde que se va a encarecer el canon en todos los aparatos con que ya se graba (discos duros maestros, reproductores mp3 y memorias, CDs y DVDs, tostadores, fotocopiadoras) hasta que se piensa cobrar un plus por conexión ADSL… Ésta ha sido la respuesta de varios movimientos hacktivistas. Todo ello previa notificación al Jefe de la Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil y al Ministerio de Cultura.

La SGAE y su modelo de "cultura"

La SGAE y su modelo de "cultura"

A día de hoy no he recogido por la blogosfera ningún eco del éxito de esta iniciativa, que me imagino habrá sido rotundo. Un seguimiento del antes bastante exaustivo (incluso la creación de una contracampaña publicitaria y google-bombing de la última iniciativa “cultural” del gobierno: si eres legal…) lo podéis encontrar en el blog del hamlab.

Y de regalo, un jugoso reportaje emitido en la Cadena Cuatro, en la que se nos muestra paso a paso como descargarse contenido “cultural” bajo las mismas narices de la SGAE. Imprenscindible.

  • Nostálgico retorno a los 8 bits

Vía speccy.org (el portal del Spectrum) me he enterado de que en la web del Museo Virtual de la Informática de la Escuela Superior de Informática de Ciudad Real están disponibles para descarga, bajo licencia Creative

SymbOS - Sistema Operativo 8bits

SymbOS - Sistema Operativo 8bits

Commons, una amplia variedad de modelos de ordenadores y consolas retro en 3D para el software Blender: máquinas Spectrum, Amstrad, Apple,
Commodore, IBM, Sega, Nintendo… Estupenda iniciativa acompañada por un vídeo que muestra cómo es el museo y que no tiene desperdicio. Si pensáis organizar algún tipo de evento retro, podéis sacar unas cuantas ideas de aquí.

  • ¿Descubierto el Paraíso?

En ocasiones, las consultas al médico pueden resultar de gran calado cultural. Es lo que me ocurrió el viernes pasado, cuando llevaba esperando más de media hora a que me atendiese el oftalmólogo y aburrido, cogí la revista Muy Interesante que había sobre la mesa. Como siempre, pasada de fecha (era del mes de Septiembre), pero hacía tanto tiempo que no leía nada de esta publicación con la que me inicié en el “consumo” cultural que la cogí con ganas. Entre los numerosos artículos, uno llamó mi atención. El descubrimiento en 1995 en el lago Urmía (situado en el curso superior de los ríos Éufrates y Tigris, en un solitario desierto de piedra caliza en el sudeste de Turquía, cerca de las fronteras de Siria, Irak e Irán) del yacimiento de Göbekli Tepe –Monte Ombligo–, un conjunto megalítico de unos 11.500 años antigüedad (más antiguo que la ciudad de Jericó) en el que varios escultores del Paleolítico tallaron signos y dibujos en las columnas que adornaban el recinto sagrado donde el clan rendía culto a los muertos, además de ser el lugar donde se “domesticó” por primera vez el trigo. Según apunta el egiptólogo británico David Rohl, éste debió ser el emplazamiento original del Jardín del Edén.

Más detalles los podéis encontrar en el enlace.

Y por hoy, nada más, que ya son bastantes cosas.

Cbr y Linux

22 diciembre 2008

Empiezo esta nueva etapa blogera recuperando un minimanual que espero os sea de utilidad a todos aquellos que, como yo, compartáis dos grandes pasiones: los comics y GnuLinux.

Llevo una temporada dándole vueltas al hecho de conseguir “desprenderme” totalmente de mi necesidad de trabajo en un entorno windows. Las razones son múltiples:

  • En primer lugar, porque cada día más me identifico con la filosofía del movimiento GPL – OpenSource – Conocimiento Libre. Un día de estos dedicaré varios mensajes a tratar estos temas apasionantes.
  • En segundo lugar, porque cada día más me parece injusto e “infantilizante” la política de microsoft y de la industria del hardware y software propietario, que se empeñan en sacar MÁS-PRODUCTOS: más caros, más potentes, más pequeños… ¿Quiénes son ellos para impedirme disfrutar de mi Athlon XP, Pentium IV y otras “antiguallas” fuera de catálogo? No me parece ni ético ni justo en un mundo con tantas diferencias y con una brecha digital tan profunda.

Hay más razones, pero estas son las que tienen más peso. Así que, armado de mis conocimientos sobre el entorno gnome -siento decirlo, pero rehuyo KDE, por razones “históricas” que también explicaré en otra ocasión- y en distribuciones debian-tipo, me lancé a la aventura de “tunear” (customizar, adaptar o como prefiráis decir) mi Debian Etch y mi Ubuntu Hardy Heron de modo que se transformase en mi nuevo entorno de trabajo, adaptado a mis necesidades y gustos en la medida de lo posible ya que, por desgracia, no existen aplicaciones opensource que te resuelvan todos los problemas solucionados por otras aplicaciones propietarias. En próximos mensajes (¡cuánto trabajo queda pendiene!) hablaré de mis aventuras con wine, qemu, virtualbox y otro tipo de soluciones que me “podían” solventaban la papeleta con el problema anterior. Ahora quiero centrarme en el tema que da nombre al mensaje: los famosos ficheros cbr.

¿Qué es un fichero cbr? Los que andamos en el mundillo del cómic estamos acostumbrados a trabajar con ellos. Son archivos que contienen múltiples imágenes comprimidas. Se trata, en definitiva, de un formato muy manejable y compacto, el más habitual para compartir en las distintas redes de descarga -directa o p2p-. Personalmente, he ido recopilando una colección de aproximadamente 100 DVDs con manga, tebeos de Marvel, de DC y de otras editoriales… ¡Demasiado material para una sóla vida! En fin… Me vuelvo a centrar, que si no pierdo el hilo.

El caso es que tenía ganas de (volver a) ver la colección completa de KOR, así que, armado con mi nueva intención linuxera, me propuse buscar la solución para poder abrir estos archivos, dado que los visores de imágenes habituales (gThumb y similares) no podían con este monstruo. Todas las peripecias que narro a continuación son anteriores a descubrir una aplicación ideal, con la que me tropecé por casualidad después de haber dado todos los pasos que ahora paso a explicar y cuyo nombre desvelaré al final de este mensaje, dado que os recomiendo su uso encarecidamente si no os queréis liar tanto como en mi caso. Cierro paréntesis y continúo con lo que estaba exponiendo.

Investigué de forma rápida por la red y pronto encontré tres nombres que centraron mi búsqueda posterior: Buoh, cbrPager y Comix. Debo reconocer que andaba algo cansado, así que obvié mucha información que habría impedido que cometiese los errores en que incurrí. Armado con el gestor de paquetes Synaptic (fabulosa aplicación… Hace sencillo lo fácil), descargué e instalé Buoh… Chasco monumental cuando al arrancarlo, me doy cuenta que es una aplicación para bajar de la red y leer comics online…


Bueno, bueno -pienso-. Dado que parece que los mensajes que he leído sobre Comix presentan información muy dispar (necesita algo más para leer cbr, no lo necesita, hay que compilarlo de forma especial… ¡Cuántas tonterías hay  escritas por la red!), decido incarle el diente a cbrPager. Me gusta lo que leo al principio, muy en la línea *NIX: ejecutable pequeño y rápido. con las características necesarias para manejar estos ficheros. En varios foros he visto que su compilación genera algún que otro problema, pero ya estoy acostumbrado a lidiar con temas de estos… Acude al site donde está guardado el proyecto y me lo descargo (un tar.gz). Lo descomprimo como siempre (tar zxvf), leo el archivo INSTALL -antes de hacer nada, conviene leer siempre estos ficheros de ayuda- y empiezo la operación. Tipeo ./configure y… mensaje de error. Algo ha cascado. Miro en el log que se ha generado y… puafff. ¡Pedazo de fichero largo y críptico como él sólo! No soy capaz de localizar el problema por ningún lado: no veo que haya incompatibilidad con el compilador, ni con librerías ni con directorios destino… ¿Qué hacer? Es tarde (la una de la madrugada) y no tengo ganas de pensar más, así que me lanzo con la última opción: Comix.

Estoy de suerte. Tras una búsqueda rápida en Synaptic, localizo el paquete y lo instalo con rapidez. Corro la aplicación, que tiene muy buena pinta, introduzco el dvd con los cbr de KOR y… nuevo chasco. Aparece en la barra inferior del programa una indicación que me señala que necesito instalar una aplicación capaz de trabajar con ficheros rar… Puaff. Esto es la pera. Una hora y media de búsqueda y descargas y todavía no he conseguido nada. Picado, me lanzo a por todas. En lugar de buscar una nueva solución, que seguramente me llevará de nuevo a un callejón sin salida, voy a tratar de solucionar el problema que tengo. Sólo necesito instalar una aplicación que maneje en linux ficheros rar. La respuesta la vuelvo a encontrar en la red: unrar. Esta vez utilizo apt-get para instalarme el programa, pero la respuesta es negativa… ¿Será un problema de mi lista de repositorios? Nop. La suelo actualizar con frecuencia y siempre procuro activar para este tipo de búsquedas repositorios tanto universe como multiverse… Dado que Synaptic no es más que un entorno gráfico de apt, ni siquiera intento buscar vía esta aplicación. Vuelvo a Googlear otro poco, para tratar de descargarlo manualmente e instalarlo con dpkg -i. Me cuesta un poquito, pero logro dar con unos paquetes que me dan mala espina: para empezar, añaden un “-free” al nombre, además de tratarse de un proyecto relativamente reciente e inmaduro (versión 0.0.1). Como no logro encontrar nada más en principio, me los descargo e instalo (¡ al menos, están empaquetados!). Pruebo de nuevo con Comix y… nuevo mensaje de error. Necesito unrar: la versión free no me sirve. Pruebo a realizar varias depuraciones en la búsqueda y tras diez minutos de trabajo y juramentos, doy con este enlace:

http://linux.maruhn.com/sec/unrar.html

¡¡Mi salvación!! Varias versiones nonfree (las que busco) aparecen. Me encomiendo a San Tux y descargo e instalo la última versión: la 3.7.3.1… Nueva catástrofe: problemas con una librería que es demasiado antigua para este paquete… ¿Actualizo la librería o descargo una versión más antigua de unrar? Me decido por esto último. Esta vez todo rula como la seda. Meto el DVD, lanzo Comix y esta vez… ¡¡TRIUNFO!!

Para acabar, he de deciros que KOR sabe mejor tras este duro trabajo. Me esperan 100 DVDs que esperan ser visionados por primera, segunda o tercera vez… Espero no haber sido demasiado rollete, pero me emociono al recordar los detalles.

Panel de QComicBook

Panel de QComicBook

Y como lo prometido es deuda, ahí os dejo el nombre del programa que me ha conquistado y que ahora ocupa un lugar de oro dentro de mis aplicaciones imprescindibles en GnuLinux: QComicBook. Se trata de un visor de cómics compatible con una amplia variedad de formatos: RAR, ZIP, CBR o CBZ que contienen las imágenes de los tebeos en formato JPEG o PNG. Ofrece  opciones muy interesantes como el modo de visualización a pantalla completa, el archivado automático, la navegación por teclado y ratón, dos modos de visualización (clásico y “manga”), permite el escalado de páginas, es muy rápido… En definitiva, una joyaza.

Nada más por hoy. Espero que os sea de utilidad este mensaje y que os sirva para poder disfrutar de estas dos estupendas aficiones, como es mi caso.

Empezando de nuevo

20 diciembre 2008

Pffff…

Se hace difícil iniciar por tercera vez un proyecto que tenía olvidado por falta de tiempo. Pero me ocurre como a todos. Vuelvo a caer en la “manzana” del compartir lo que me ronda por la cabeza: proyectos, reflexiones, impresiones…

Esta vez creo que tendré más éxito, dado que mis expectativas son menores (no quiero transformar este blog en un “mini manual” de recetas a la carta). Tras mi paso por iespana y como habitual “consumidor” de la web 2.0 creoque he aprendido un poco sobre lo que es “llevar como Dios manda” un blog.

¿Qué te vas a encontrar aquí?

  • Experiencias concretas ante problemas reales trabajando en Linux. Cómo exprimir al máximo todas sus posibilidades.
  • Artículos que he publicado en otros foros y ezines, además de nuevos interrogantes que me vayan surgiendo (que son muchos a lo largo del día)
  • Un lugar donde criticar la realidad tal cual nos la presentan los medios de comunicación social. Sospechar de lo que nos cuelan como “normal” será nuestra norma.
  • Un espacio donde compartir enlaces que creo resultan interesantes porque nos pueden abrir a nuevas perspectivas.
  • Comentarios de animés y mangas que he ido viendo y leyendo. La lista es larga: cerca de trescientas series y un centenar de mangas… Expero que me de tiempo a exponeros todos.
  • Algunas pinceladas sobre el mundo del hardware y otras aficiones que tengo: astronomía, lectura, la fenomenología religiosa

Procuraré ser fiel en mi cita diaria con todos vosotros.  Cada día dedicado a uno de los puntos que he expuesto. Nos vemos.

PD: No quiero acabar sin antes agradecer a las comunidades web que me han visto “crecer”en la red: foroschile, nautopia, hackxcrack y elhacker.net. Allí se me conoce por mordor. Sin vuestros comentarios y aclaraciones no habría crecido en mí este ansia por adentrarme más en el “mundo del silicio”.